.

El criterio diagnóstico del CDC excluye muchos casos de Lyme y se ha demostrado en muchos estudios que las pruebas serológicas dan muchos falsos negativos por lo que el diagnóstico, a falta de mejores pruebas, es clínico. Lyme es conocida como la nueva gran imitadora y puede presentar los síntomas de varias enfermedades como síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, esclerosis múltiple, ELA, lupus, etc.

La borreliosis de Lyme es una enfermedad multisistémica y proteiforme caracterizada por lesiones en la piel, síntomas catarrales, fatiga, dolores músculo-esqueléticos, trastornos neurológicos, articulares y cardíacos que pueden aparecer semanas, meses o años más tarde.
Una de las manifestaciones es la artritis. Las artralgias y artritis
puede ser un indicador importante de enfermedad de Lyme. En los niños se presenta típicamente como artritis intermitente y unilateral de la rodilla.
Dentro de los trastornos músculo-esquéleticos la fibrositis o fibromialgia es otra manifestación asociada a la borreliosis de Lyme y se caracteriza por dolores difusos, rigidez, fatiga generalizada, sueño no restaurador y puntos sensibles en la musculatura profunda. Otras manifestaciones : otolaringológicas, oftalmológicas, psiquiátricas y otras.

Translate

En España.

La borreliosis de Lyme es una enfermedad multiorgánica con manifestaciones principalmente dermatológicas, reumáticas, neurológicas y cardíacas cuya lesión más específica, desde el punto de vista diagnóstico, es el eritema crónico migratorio1,2. El sueco Afzelius, en 1909, reconoció el eritema crónico migratorio como una nueva entidad diferenciada y más tarde se constató su relación con la picadura de una pequeña garrapata del género Ixodes3.
La borreliosis de Lyme está producida por espiroquetas del complejo Borrelia burgdorferi sensu lato.En Europa este complejo incluye 3 genoespecies patógenas para el hombre, B. burgdorferi sense stricto, Borrelia afzelii y B. garinii4 y 2 grupos genómicos aparentemente no patógenos para el hombre grupo PotiB2.
En 1977 se diagnosticaron los primeros casos en España mediante estudios serológicos. Posteriormente, con mayor frecuencia, se detecta la enfermedad en humanos y en animales. El primer aislamiento de origen humano se produce en España en 1998.
¿Qué condiciona la distribución de la enfermedad?
La distribución está condicionada a la presencia de su vector principal, I. ricinus que se encuentra ampliamente distribuido en la Península Ibérica. Tiende a habitar en bosques de hoja caduca con zonas de arbustos y pastizales. Sobrevive donde hay una buena cubierta de vegetación y una alfombra de hojas caídas, para que en la base de esta vegetación se mantenga una humedad relativa superior al 80% durante los períodos del año más secos como el verano. Además, en esas áreas está presente una variedad determinada de hospedadores para cada estadio de la garrapata. Los adultos se alimentan con éxito de grandes animales como ciervos, ovejas, vacas y perros. Los estadios inmaduros pueden parasitar a casi todos los animales de sagre caliente y también a los reptiles. Las larvas se alimentan mejor que las ninfas sobre pequeños mamíferos.
¿Cómo influyen las condiciones climáticas en la actividad de las garrapatas?
La temperatura es el estímulo para el comienzo de la actividad, mientras que la supervivencia depende de la humedad. Las condiciones climáticas modifican la actividad estacional de las garrapatas. Las ninfas son el principal vector de la enfermedad para el hombre. Por ello, el mayor riesgo de adquirir la enfermedad es durante el período de actividad de las ninfas: la primavera en zonas no húmedas y el verano en zonas con cierta humedad. Las ninfas pueden estar activas durante todo el año en las zonas más húmedas y templadas de España, como en la Cornisa Cantábrica5.
¿En qué parte de España se ha detectado Ixodes?
La Cornisa Cantábrica y el nordeste de España está ampliamente poblado por este artrópodo. Así, en el norte de España se han encontrado Ixodes en Galicia, Asturias, Cantrabria, País Vasco y Castilla-León. Se ha detectado además en la zona este (Cataluña), en la zona centro (Madrid) y también en el sur (Andalucía). Los períodos de máxima actividad de esta garrapata son primavera-principios de verano y a finales de verano-otoño6. Su ciclo biológico es largo (2-3 años) y complejo (3 hospedadores).
La prevalencia media de infección por B. burgnorferi, en el País Vasco, en ninfas de I. ricinus,detectada por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es del 1,5% y en los I. ricinus adultos del 9,4%7.
¿Cuáles son los reservorios del agente etiológico?
Muchas especies de mamíferos son reservorios competentes en Europa. La mayoría de ellas son roedores, y los más importantes son probablemente los ratones (Apodemus spp.) y los topillos (Clethrionymus spp.) que son hospedadores habituales de ninfas. No obstante los estudios realizados en España han mostrado un bajo grado de infección de los ratones de campo (Apodemusspp.). Varios insectívoros, como las musarañas o erizos, también están implicados. Los ungulados (ciervos, ovejas, vacas y cabras) también alimentan a un gran número de garrapatas. Las aves, como los faisanes y los mirlos (Turdus merula), son también reservorios competentes importantes.
Las lagartijas están con frecuencia infestadas por los estadios inmaduros de I. ricinus.
¿Cuándo y cómo se suele diagnosticar la enfermedad?
La mayor parte de los casos humanos se manifiestan a mediados o finales de verano, debido a la presencia de garrapatas en la vegetación, contacto del hombre con el hábitat de la garrapata y el tiempo de incubación de la enfermedad.
El diagnóstico de la borreliosis de Lyme es fácil cuando el médico conoce la entidad, aparece el eritema migratorio típico y especialmente si se acompaña del antecedente de picadura de garrapata o el paciente ha estado en una zona endémica (hechos no siempre presentes). Zonas del Norte de España como La Rioja, Navarra, o la sierra de Sueve en Asturias son endémicas de borreliosis de Lyme pero es probable que una búsqueda activa de la enfermedad en otras regiones ofreciera tasas similares4,8,9.
En su forma típica, el eritema migratorio se muestra como una mácula o pápula en el lugar de la mordedura indolora de la garrapata y se extiende para formar una lesión redondeada que suele mostrar una zona central más clara. El eritema migratorio suele aparecer dentro del mes de la exposición en áreas de hierba, matorrales o bosque.
¿Qué papel desempeña el poder patógeno de las distintas cepas en la variabilidad geográfica de las manifestaciones clínicas?
Las diferencias en el poder patógeno de las distintas cepas pueden desempeñar un importante papel en la variabilidad geográfica de las manifestaciones clínicas. Se han separado tres genoespecies patogénicas para el hombre (entre las 10 especies conocidas de B. burgdorferi en sentido amplio): B. burgdorferi sensu estricto, B. garinii y B. azfelii. Cada una de esas tres especies se ha asociado con un organotropismo preferencial: articulación para B. burgdorferi sensu estricto, sistema nervioso para B. garinii y piel para B. azfelii10. Oteo y su grupo de trabajo ha encontrado el genotipo de B. garinii en los cultivos o mediante PCR del eritema migratorio11 lo que podría justificar, por su tropismo neurológico, el alto índice de manifestaciones del sistema nervioso que hemos encontrado en España.
¿Cuáles son las manifestaciones más frecuentes en España?
Cuando analizamos las manifestaciones clínicas de la enfermedad en España de acuerdo con los criterios diagnósticos del grupo de trabajo de borreliosis de Lyme en España12 encontramos que entre 138 pacientes con una serología positiva sólo el 46% (64 pacientes) reunían esos criterios.
La mayoría, el 62,5% de los pacientes que diagnosticamos sufrían una o más manifestaciones neurológicas (40 enfermos), sólo el 31% de los enfermos (20 casos) presentaron lesiones cutáneas y un porcentaje menor (18,3%) padecían artritis y sólo 2 enfermos tenían manifestaciones cardíacas13. Las lesiones cutáneas incluían 17 casos de eritema migratorio además de 2 casos de acrodermatitis crónica atrófica y un caso de linfocitoma. La escasa frecuencia de la lesión cutánea en nuestra experiencia muy probablemente se relacionaba con el hecho de que la serie se componía de forma predominante de casos diagnosticados en el ámbito hospitalario13.
¿En qué partes de España se ha diagnosticado la borreliosis de Lyme?
La borreliosis de Lyme se ha detectado por toda la geografía española incluyendo el sur de la península14,17, aunque es un tema controvertido si los casos detectados en el sur corresponden a reacciones cruzadas con Borrelia causante de la fiebre recurrente. Las distintas caras de la infección por B. burgdorferi («la gran imitadora») obliga al clínico a una situación de alerta diagnóstica y es exigible que se tenga en cuenta al menos ante un eritema anular creciente durante días19,20.

http://zl.elsevier.es/es/revista/enfermedades-infecciosas-microbiologia-clinica-28/borreliosis-lyme-espa%C3%B1a-13015569-preguntas-respuestas-2001  

No hay comentarios:

Publicar un comentario